Ungüento de manos reparador Irati Organic

En la ACET continuamos apostando por aquellas marcas o productos que a parte de ayudar en nuestra actividad en la montaña o en el día a día, tienen un grado de implicación con la naturaleza importante como el que tenemos nosotros. Este es el caso del ungüento de manos Irati Organic. Contactamos con esta empresa y nos enviaron unas muestras que probamos durante un tiempo en las condiciones más extremas. Los resultados son muy buenos y podemos decir que es una buena pomada regeneradora y a la vez te ayuda a mantener la piel flexible y resistente para todas las fricciones que sufrimos los escaladores.

Sobre la marca

Josenea tiene sus cultivos en Lumbier (Navarra), un enclave natural en el pre-pirineo navarro, concretamente en la finca “Bordablanca”, donde cultivamos de forma ecológica más de 60 variedades de plantas aromáticas y medicinales .

“La composición de este ungüento recoge toda esta esencia y se inspira en una antigua fórmula que llevaban los pastores en su zurrón, habitantes de este lugar tan mágico.”

Utilizamos la parte noble de cada planta, escogiendo siempre la parte que mayor concentración de principios activos tiene. Nuestro objetivo final es garantizar la máxima calidad, frescura de nuestras infusiones ecológicas y, por supuesto, la total permanencia de las propiedades aromáticas y medicinales de las plantas. La calidad de nuestra planta está en los procesos artesanales, el corte (más grueso) y la frescura de la planta.

Pero lo más importante de Josenea, además de la calidad de sus productos, es estar enmarcado dentro de la Entidad social Josenea, sin ánimo de lucro, dedicada a insertar social y laboralmente a personas que por diversos motivos se encuentran en riesgo de exclusión social. Juntos lo hemos conseguido y más del 85% de las personas que han pasado por Josenea, actualmente han conseguido incorporarse al mercado laboral. Todo esto no sería posible sin el apoyo de los clientes que han confiado en nuestros productos y en el proyecto que los respalda. Además generamos nuestra propia energía de forma autosuficiente.

“Mantenemos con energía solar y eólica nuestras instalaciones, y con biomasa mantenemos a temperatura constante la planta de secado.”

Nuestro ungüento forma parte de nuestra línea de cuidado personal ecológica IratiOrganic producida con la misma filosofía ecológica dentro del proyecto Josenea que surge de las mejores materias primas, las plantas de “Bordablanca”.

Históricamente los ungüentos han sido un recurso muy valioso a la hora de tratar diversas problemáticas que afectan a nuestra piel. Los ungüentos a base de hierbas se utilizan en el cuidado de la piel en general y como tratamiento de heridas, irritaciones, quemaduras, picaduras de insectos o dermatitis. Dependiendo de su densidad y pastosidad, algunos ungüentos sirven como base para realizar masajes, otorgando tanto relajación como nutrición a la piel.

Los ungüentos forman una capa impermeable sobre la piel que impide la evaporación del agua. Permiten una mejor penetración de los beneficios incorporados que las cremas y lociones, debido a sus materiales biológicos. En general son más potentes que las cremas y lociones, estando indicados de cara a lesiones muy secas y crónicas.

“La cera de abejas es un ingrediente BIO ideal a la hora de realizar ungüentos ya que está libre de todo tipo de tóxicos.”

Los ungüentos herbales naturales suelen realizarse a base de cera de abejas y aceites esenciales. En su preparación, siempre se tiene en cuenta el tipo de afección a tratar y el lugar de la aplicación, ya sea piel o mucosa.

La cera de abejas es un ingrediente BIO ideal a la hora de realizar ungüentos ya que está libre de todo tipo de tóxicos. La cera es analgésica y antiinflamatoria, que además proporciona propiedades antisépticas al ungüento y asegura que dure por mucho más tiempo. La cera es la encargada de atrapar la humedad y proteger a las células de la piel del daño causado por factores ambientales. No obstante, también suaviza la piel y crea una capa protectora de larga duración.

El ungüento es un remedio muy interesante para personas que practican escalada tras la actividad ya que es una pomada regeneradora y reparadora dérmica que actúa ante rozaduras, heridas, moratones, erosiones escaras, golpes,inflamaciones, irritaciones, rozaduras, levantamientos de piel, ampollas, y quemaduras producidas por la roca y quemaduras por el sol.

Está elaborado a partir de aceite de almendra, consuelda, equinácea, romero, mirto, tomillo, árbol de té y llantén, plantas procedentes de agricultura ecológica. Esta pomada ayuda a calmar las zonas irritadas, nutriéndolas y protegiéndolas y también facilita la recuperación y regeneración de la piel en el caso de las personas que escalan para que así puedan escalar más durante más tiempo .

El aceite de almendra tiene propiedades que combaten la sequedad y los eccemas, mientras todas las demás plantas se han elegido por sus propiedades reparadoras y calmantes.

Las aguas bravías del río Irati que procede de la Selva de Irati cuyas aguas surcan meandros entre hayas y abetos, el frescor del rocío de la madrugada, el sonido huidizo de los animales que la habitan y los colores variopintos de las hojas otoñales, convierten la Selva de Irati en un punto de encuentro preferente entre la Naturaleza y el ser humano. La composición de este ungüento recoge toda esta esencia y se inspira en una antigua fórmula que llevaban los pastores en su zurrón, habitantes de este lugar tan mágico.

Vols que t’informem quan publiquem articles?

Subscriu-te per email a les publicaicons de la nova web.

Privat, segur i sense spam